Fandom

Brujo Wiki

La semilla de la verdad

1.096páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Substances Graveir bone.png Este artículo es un esbozo. Puedes ayudar a Wiki The Witcher expandiéndolo.
Le Dernier Voeu 2008 wallpaper.jpg

Una escena de la historia, vista en la edición francesa de El último deseo.

La semilla de la verdad (Ziarno prawdy) es un relato corto de la colección El último deseo. Describe como el brujo Geralt conoce a un hombre bajo una máscara de monstruo, Nivellen.

Argumento Editar

Geralt se encontraba en medio del camino con Sardinilla, su caballo (en realidad Geralt llama Sardinilla a cualquier caballo que monte, no tiene porque ser el mismo caballo siempre). De repente, divisó al fondo unos pájaros dando círculos en el aire y decide acercarse. Al llegar se encuentró una banda de lobos alrededor de dos cadáveres. Al acercarse el brujo, los lobos huyen. Al inspeccionar mejor uno de los cadáveres se dio cuenta que la muerte no era debida a los lobos, sino a algún "ser" con colmillos que atacó a la mujer, mientras que el hombre murió al instante al caer del caballo. Geralt se subió de nuevo al caballo y se puso a indagar por la zona para averiguar qué monstruo era el culpable. Siguiendo el rastro llegó al medio del bosque. Entonces Sardinilla se asustó y el brujo decidió seguir a pie, aunque al bajar del caballo Geralt vio a una chica con el pelo largo y negro y con un vestigo blanco. Al intentar acercarse, la chica huyó corriendo.

Geralt siguió y se encontró frente a los muros de una casa, fue directo hacia la puerta. Al entrar, un ser con forma humana pero con cabeza de animal bajó por las escaleras que daban al patio interior. En un primer momento, dicho ser intentó intimidar al brujo para que se fuera, pero al ver que Geralt no retrocedía ni le tenía miedo por su aspecto, decidió invitarle a entrar en su casa a comer algo. Entraron en el salón de la casa del ser, cuyo nombre era Nivellen, y por arte de magia aparecieron cientos de platos de comida encima de la mesa en cuanto el hombre-bestia dio la orden. Nivellen reconoce que con sus poderes puede controlar a voluntad toda su casa, y que dichos poderes le surgieron a la vez que sus cambios en su rostro. Durante la conversación que mantienen, Geralt desvela que es un brujo, y también le confirma a Nivellen que este no es un monstruo, sino que ha sido víctima de una maldición. Nivellen le explicó al brujo que el origen de su maldición provenía de la violación realizada a una sacerdotisa unos años atrás. El caso es que tras el acto sexual, la sacerdotisa maldijo a Nivellen diciendo que era un monstruo viviendo en un cuerpo humano, y que terminaría viviendo como un monstruo en un cuerpo de monstruo, y acto seguido se suicidó. Desde ese día, Nivellen empezó a vivir solo en su casa, hasta que tuvo una gran idea: asustar a los mercaderes que pasaban cerca de su territorio e intercambiar a sus hijas por riquezas que tenía en su poder. Nivellen creía que, como en los cuentos, con el amor de una chica el hechizo podría desaparecer, pero no fue así.

Tras años y años probando lo mismo con distintas hijas de mercaderes, se dio por vencido y pensó que no estaba tan mal el ser como era, ya que poseía una salud y unos poderes que jamás hubiera tenido en su forma humana. Geralt le preguntó a Nivellen si vivía solo, aunque por sus desarrollados sentidos ya había descubierto que no. En realidad el hombre-bestia vivía con la chica de pelo negro que Geralt se había encontrado fuera de los muros de la casa. La chica se llamaba Vereena y el brujo creía que se trataba de una náyade. Tras la comida y la larga conversación, Geralt se marchó. Siguió cabalgando por el camino todo el día, y al día siguiente comprendió que algo no iba del todo bien y volvió sobre sus pasos hasta la casa encantada de Nivellen.

Al entrar, se encontró en medio del patio a la chica de pelo largo y negro. Geralt se dio cuenta de que no era una náyade en realidad, sino que era tal vez una alpa, algún tipo de vampiro que utilizaba a Nivellen para sus propósitos y conseguir sustento a su costa. Finalmente, Geralt descubre que en realidad se trata de una lamia, y lo hace en el mismo instante en que el monstruo abre la boca y expulsa un horrendo y doloroso grito que manda a Geralt contra la pared. Geralt empezó una dura lucha contra la lamia, hasta que Nivellen apareció de repente (con una mancha de sangre en su cuello que delataba la lamia en todo ello). 

Nivellen, sin dudarlo, cogió un trozo enorme de madera y empaló con él a la lamia. Incluso así, la lamia se iba acercando a Nivellen, arrastrándose hacia él, con el palo incrustado en su torso y gritando: "Si no eres mío, no serás de nadie, te quiero..." Justo cuando estaba apunto de llegar y morder al hombre-bestia, Geralt se levantó de repente y con unos reflejos sobrehumanos llegó hasta ellos y cortó la cabeza de la lamia.

Al terminar con la pesadilla, Nivellen ya no era un hombre-bestia, sino que era un ser humano normal y corriente. Según la explicación que da Geralt al respecto es que la maldición se deshizo por la mezcla de sangre y amor verdadero.

PersonajesEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar